Se esperan varios nuevos festivales este año en Argentina

La grilla de grandes eventos de música se encuentra prácticamente colmada para lo que resta del 2018. Contra todos los pronósticos, la oferta de conciertos y eventos se ha multiplicado considerablemente con respecto a años anteriores. La llegada de algunos de los festivales más importantes del mundo, explica parte pero no todo el fenómeno.

Con el auge de los servicios de streaming como Spotify o Deezer, que afectaron seriamente el mercado de venta de discos físicos, la verdadera forma de ganar dinero para los grupos ha vuelto a ser el realizar giras y tours alrededor del mundo. En muchos casos, estos eventos son organizados por productoras propias (especialmente en el caso de artistas del circuito independiente), mientras que en el caso de los grandes músicos, el porcentaje del ingreso por sobre el precio de las entradas hace de los festivales y shows la forma más rentable de usufructuar su obra. El formato físico ha pasado al olvido, y la reproducción de las canciones no deja a las bandas un margen de ingresos significativo.

Los conciertos realizados en la Argentina en los últimos años han ocupado los primeros lugares en recaudación alrededor del mundo. El público argentino se caracteriza por consumir en masa este tipo de eventos culturales en vivo, por lo que siempre ha formado parte de la élite en lo que refiere a visitas de artistas extranjeros. Solo períodos de fuerte crisis económica han logrado hacer mella en esta costumbre, pero no en una forma que llevará a disuadir a los productores de los grandes shows.

Festivales como el Lollapalooza, el Soundhearts y el BUE, continúan atrayendo año a año al mejor talento del rock del mundo, al tiempo que las grandes compañías de espectáculos del país siguen tentando a los artistas de mayor renombre para llevar adelante presentaciones en el país.

Leave a Reply

Your email address will not be published.