La Trastienda Club

Desde el año 1983, con el retorno de la democracia, el bar La Trastienda se ha convertido en un ícono de la cultura porteña. Un importante círculo de artistas floreció con el fin de la censura, y la producción cultural creció enormemente, sobrepasando holgadamente la capacidad de este pequeño espacio para 700 personas. Durante la década del ’90, el interés por este tipo de bar se renovó, y el “café concert” fue reabierto por iniciativa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, como un centro para la organización de pequeños eventos y conciertos.

Ubicado en Balcarce 460, en el barrio de Montserrat, La Trastienda promueve la difusión de distintos artistas del ámbito local, en particular del rock. Grupos emergentes del género, así como algunos de los representantes más destacados de la música en Argentina, se han dado cita en el club para presentar sus nuevos trabajos o conectarse con sus fans. Pese a tratarse de un espacio pequeño, atrae todos los fines de semana a un público ávido de escuchar música rock y pasar un buen rato. Con una ambientación más íntima que la de un teatro convencional, el bar invita al público a una noche de música en vivo del mejor nivel, acompañada de unos tragos y comida.

Desde el año 2015, el espacio ha sido renombrado como “La Trastienda Samsung”, mediante un acuerdo de co-branding que permitió al club renovarse y atraer nuevos eventos. Con el reacondicionamiento de la sala, se creó un espacio VIP que busca recrear la comodidad de un living, y se renovaron las capacidades técnicas del lugar. Se incorporaron equipos de sonido de la más alta calidad y un sistema de iluminación de última generación, para permitir llevar adelante las presentaciones en el mejor marco, tanto para los espectadores como para los músicos.