La historia del rock: los años ’60

Serían los artistas jóvenes los que tomarían la iniciativa en imponer y redefinir continuamente ese nuevo estilo musical conocido como rock n’ roll. Para los grandes comunicadores y el público adulto, se trataba únicamente de una moda pasajera, que caería rápidamente en el olvido.

La principal figura del rock de los años ’50 fue Elvis Presley. Con sus letras controvertidas, sus movimientos cargados de sensualidad y una estética que abandonó las convenciones de la época, logró imponerse entre el público joven. Sin embargo, su contratación por parte de la discográfica RCA convertiría su sello en un producto comercial, lejos de la transgresión pretendida por la nueva juventud “rockera”.

El resurgimiento del rock como una fuerza de cambio en la cultura mundial se daría durante la década de 1960, en Inglaterra. Pese a que la mayor parte de los grupos británicos de la época no gozaban de una popularidad extendida en su país, su modo de hacer rock impondría el estándar para el género, con un gran énfasis en la expresividad vocal, abandonando los coros tan habituales en el pop y el rock incipiente, y el uso de letras compuestas por los mismos músicos, y no por los agentes de los estudios discográficos. Esto liberaría a los artistas de las barreras a la creatividad para desarrollar su obra. Las presentaciones en vivo reemplazarían al trabajo en el estudio, y el trabajo original tomaría el lugar de los “covers”.

Además, los músicos británicos marcaron un quiebre en lo que respecta al uso de la guitarra eléctrica: el instrumento dejaría de tener un rol rítmico accesorio para pasar a la centralidad de la melodía. Guitarristas como Eric Clapton demostrarían que el virtuosismo técnico podía ser aplicado a las melodías para dotarlas de una gran complejidad y belleza, tomando como inspiración a destacados músicos de blues como B.B. King.