La historia del rock: el rock progresivo y los años ’70

Durante los años ’70 comenzaría a gestarse el fenómeno de las grandes estrellas de rock. La radio y la televisión habían logrado facilitar la difusión de los nuevos grupos de rock alrededor del mundo. Habían quedado atrás los covers, y las discográficas comenzaban a distribuir los productos de sus artistas en su versión original para todo el mercado. Fue por este motivo que los representantes de las principales bandas de rock alcanzarían fama mundial, y se establecería así el estilo de vida y la estética de excesos que es sinónimo del rock n’ roll en la actualidad.

La creciente popularidad de los músicos les permitiría negociar cuantiosos contratos, por lo que los gustos extravagantes y el lujo se pondrían a la orden del día para los principales “frontmen” de los grupos musicales. Este feroz incremento en los ingresos del mercado de la música entraría en crisis a finales de la década, cuando los adolescentes y jóvenes se vieron tentados por nuevas formas de consumo, además de una recesión económica que afectó a buena parte de los países.

La notoriedad de los excesos generó también una reacción interna en el rock. Distintos artistas decidieron actuar frente a la superficialidad y confrontar el materialismo con un estilo de música más sobrio y alternativo, que retornara a los orígenes de cuestionamiento social del rock n’ roll. El punk rock sería una pieza fundamental en este proceso, rechazando la forma en que las grandes estrellas de la música se habían amoldado al sistema y habían aceptado el “statu quo” de las principales discográficas que controlaban el mercado del entretenimiento. El glam rock sería el estilo más criticado, por su estética banal, orientada a la venta de un producto por su apariencia y no por el contenido y su producción musical. Se trataría del primer quiebre en la forma de entender el rock.