Fontanet salió de la cárcel y relanzó su carrera en el rock

Patricio Fontanet fue el último de los músicos de Callejeros en abandonar la cárcel, luego de que la banda fuera condenada por su participación en la venta de entradas y la organización del show que derivó en la muerte de 194 personas. La “Tragedia de Cromañón”, como se la conoce habitualmente, llevó a una profunda reflexión respecto del rol de los artistas en el cuidado de sus fans, y en la importancia de priorizar la seguridad de los clubes de rock del circuito alternativo.

La trayectoria del grupo Callejeros pareció terminar marcada por la muerte, no solo por el incendio sucedido en el club “República de Cromañón” a fines del año 2004, sino también por el homicidio perpetrado por Eduardo Vázquez, quien asesinó a su esposa algunos años después de este hecho. Es por este motivo que no se esperaba que Fontanet

buscara relanzar su carrera con su nuevo grupo La Osvaldo. Sin embargo, el músico ya anunció una extensa gira que lo llevará por las principales ciudades del país, con conciertos que se prevé que serán multitudinarios. Contra todo pronóstico, el rol del cantante en la tragedia de 2004 no lo alejó del público, sino que atrajo a una nueva camada de fanáticos convencidos de su inocencia.

De esta manera, la figura de Patricio Fontanet, lejos de mantenerse al margen de la polémica, ha desatado una ola de críticas de parte de figuras tanto fuera como dentro del mundo del rock. Este rechazo generalizado no parece detener al artista, que busca recuperar el tiempo perdido en prisión y reposicionarse como un referente del rock nacional. Es que al momento de ocurrida la “Tragedia de Cromañón”, Callejeros se encontraba probablemente en la cúspide de su popularidad, y sus canciones comenzaban a sonar en las radios y a ser conocidas por el gran público.