El Teatro de Flores

El heavy metal es uno de los géneros con los seguidores más fieles en el país. Los “metaleros”, -tal como se autodenominan-, pese a ser un porcentaje significativamente menor dentro del conjunto de los fans de la música, llenan habitualmente los estadios y teatros cada vez que un grupo, tanto nacional como extranjero, se presenta en algún rincón del país. Sin embargo, existe un escenario que se ha convertido en el sitio emblemático para los conciertos de metal en la Argentina, y en particular en la Ciudad de Buenos Aires: es el Teatro de Flores, ubicado en el barrio homónimo de la Capital Federal.

Antiguamente un verdadero teatro, desde hace más de diez años es utilizado como un centro para la realización de eventos y recitales de música. Por sus instalaciones han pasado también algunas de las bandas de rock más importantes del país, como Divididos, Ataque 77 y Almafuerte, pese a que el lugar ha ganado notoriedad en los últimos tiempos por haber alojado a grandes representantes del metal internacional. Este espacio, que cuenta con capacidad para más de 1.800 espectadores, se ha convertido en una referencia para los fans del metal, por la gran variedad de eventos de los distintos estilos de este género que se llevan adelante allí. El regreso del grupo de power metal brasileño Angra, por ejemplo, tuvo lugar en un Teatro de Flores colmado en su capacidad.

En el Teatro se desarrollan también otro tipo de espectáculos destinados a un público masivo. Durante los fines de semana, en este ámbito se organizan algunas de las fiestas con mayor convocatoria de la ciudad. Estos eventos, con una estética y una propuesta musical alternativa, atraen a una parte importante de jóvenes que buscan pasar una buena noche, lejos del ambiente que se respira habitualmente en los “boliches” tradicionales de la ciudad.